Técnicas de cepillado

La adolescencia es un periodo en el que tu boca experimenta algunos cambios. Es muy importante que mantengas sanos tus dientes y tus encías. Aprende técnicas avanzadas de cepillado y a usar la seda dental. Ésto ayudará a prevenir la enfermedad de caries y los problemas de encías.

Técnica de "Bass"

Mi boca

Consiste en inclinar el cepillo unos 45° en dirección al eje del diente. Algunas cerdas del cepillo entrarán en el surco entre la encía y el diente, es entonces cuando debemos hacer pequeños movimientos horizontales vibratorios (sin desplazar las cerdas).

Si una vez que hacemos este movimiento pasamos el cepillo por toda la superficie dental, se llama "Bass modificada". Las caras oclusales se cepillan con pequeños movimientos circulares y ejerciendo presión. Esta técnica viene muy bien para aquellas personas con problemas periodontales como puede ser la gingivitis.

Técnica de "Stillman"

La técnica de "Stillman" es similar a la de "Bass".

El cepillo se coloca en la misma posición pero, en esta ocasión hay que introducir las cerdas en el espacio entre la encía y el diente, sin ejercer presión, y posteriormente rotar el cepillo hacia el diente.

Mi boca

La seda dental y la técnica del "carrete"

Mi boca

La seda dental debe empezar a usarse una vez que se forme el primer contacto dental, es decir, a los 6 años aproximadamente, porque anteriormente las muelas de leche suelen tener espacios.

La técnica que vamos a usar se denomina "carrete".

Lo primero que debemos hacer es enrollarnos la mayor parte de la seda en el dedo corazón en una mano y el resto en el dedo corazón de la otra mano.

Ahora debemos introducir el hilo entre los dientes, con movimientos de zigzag hasta pasar el punto de contacto, ayudándonos de los dedos índices. Una vez conseguido, deslizamos suavemente la seda de arriba a abajo, sin presionar la encía, y la sacamos.

Como esa parte de la seda ya está usada debemos cambiarla. Para ello enrollamos la seda en el dedo corazón que tenía menos cantidad, a la vez que soltamos del que tenía más. De esta forma, pasamos la seda por todos los contactos.

 

Mi boca

MANTENIMIENTO DEL CEPILLO

El cepillo de dientes se cambia cada 4 meses y, si las cerdas se abren, se cambia antes. En este caso hay que buscar la causa y saber por qué se han abierto. ¿Nos cepillamos muy fuerte? ¿No tenemos un cepillo adecuado?

CÓMO SE GUARDA EL CEPILLO

El capuchón: cuando no estás de viaje, no hace falta ponerle un capuchón al cepillo después de su uso, ya que colocándolo impides que las cerdas se sequen de forma correcta. Así se favorece la humedad y con ello la proliferación de bacterias.

El contacto entre cepillos: se suelen colocar todos los cepillos de la familia en un mismo vaso dejando que las cerdas entren en contacto. Ésto no es aconsejable, sobretodo si algún familiar sufre de una enfermedad contagiosa, como puede ser la gripe o la faringitis.